Inflación: 16.8% a 12 meses

El INE ha difundido el dato de inflación del mes de mayo. Por supuesto, ya lo calcula en base a la nueva canasta del IPC, en la que el peso delativo de los alimentos ha sido reducido a casi la mitad del peso real que tienen esos bienes para la mayor parte de los hogares.

Aún así, el aumento de los precios en un 1.87% durante el mes pasado sitúa la inflación a 12 meses en el 16.84%. Aunque los boletines de prensa del INE se empeñan en hablar de “variaciones positivas”, esta cifra implica que en promedio los hogares bolivianos han perdido, en el año que va de mayo 2007 a mayo 2008, casi la quinta parte de su capacidad adquisitiva, o de su consumo real.

Como ha venido sucediendo en todo este tiempo, la inflación sigue afectando con mayor gravedad a los sectores más pobres. Es obvio que esto no puede considerarse una “variación positiva” en las condiciones de vida de los bolivianos.

La inflación de los alimentos llegó casi al 5% en el mes de mayo (4.94% según el cálculo del INE). De manera que si se hubiera mantenido la estructura anterior para el cálculo del IPC, la tasa de inflación en mayo se habría acercado al 3%!

Con los mismos datos del INE es posible calcular el impacto de la inflación en mayo para el quintil más bajo de ingresos. El 20% más pobre de los hogares bolivianos dedica a la adquisición de alimentos el 78% de su gasto mensual. Para ese grupo, la inflación no fue del 1.87% que informa el INE, sino del 4.2%.

Esto explica la desesperación de los funcionarios del gobierno por afectar los mercados a corto plazo con cierres de fronteras, subsidios inútiles o importaciones de efecto mediático. Pero éstas son improvisaciones inútiles si no se logra establecer un clima político e institucional capaz de convencer a los productores, sean campesinos, colonizadores o empresarios, de que se respetarán sus esfuerzos si es que aumentan la oferta. A todos ellos el mercado les está diciendo ya, a través de los precios, que produzcan. Pero la incertidumbre generada por la política les está diciendo que no lo hagan.

De seguir las tendencias recientes, en vez de vivir la crisis mundial como una oportunidad de desarrollo, dado el potencial agrícola que tenemos, la seguiremos viviendo como inflación, desigualdad y pobreza.

Tags:

17 Responses to “Inflación: 16.8% a 12 meses”

  1. Julio Aliaga Lairana Says:

    Gracias por estas aclaraciones, ayudan mucho a entender como viene la mano inflacionaria, más allá de la manipulación del INE, que desgraciadamente afecta más la comprensión de quienes toman decisiones en el gobierno que a los otros grupos o sectores. Es una sofisticada forma de autoengaño que tiende a retardar la capacidad del gobierno de tomar otras decisiones.

  2. Roberto L Says:

    Es un buen punto… la manipulación de cifras solamente engaña a los funcionarios del gobierno y con eso se deteriora aún más su capacidad de gestión del problema. A la gente no es posible engañarla así, porque ellos no compran con el IPC sino con platita de su bolsillo, y saben muy bien cuándo el dinero alcanza y cuándo no para comprar lo que necesitan.
    Otra pregunta interesante que vale la pena investigar es… ¿por qué aguantan?

  3. Ego Ipse Says:

    Si tomamos en cuenta que los quintiles más pobres aguantaron 20 años de 21060 con magras expectativas a futuro, es por de más comprensible cómo y por qué aguantan un 1,8% de inflación cuando el futuro se ve menos negro. La pregunta final parece hasta simpática…

  4. Roberto L Says:

    No hay peor ciego que el que no quiere ver… y en este caso Ego Ipse se pone solito una venda con la frase “20 años de 21060”, con la cual elimina de un plumazo la posibilidad de comprender lo que pasó en 20 años de historia económica. Luego se consuela insistiendo en que es apenas 1.8% de inflación, cuando esa es precisamente la cifra objetada. O vamos a ignorar que este gobierno asumió responsabilidades en enero del 2006? Y que desde entonces la inflación en “alimentos que se preparan en el hogar” ya bordea el 40%, y que ese es el creciente agujero que tienen los bolsillos de los pobres?

  5. Ego Ipse Says:

    Ufff… No hay peor réplica que la que no sabe a qué responde… Mi comentario anterior era un intento de respuesta a la pregunta “¿por qué aguantarán?”. Y la respuesta sólo aportaba una tesis simple (hasta simplona): los quintiles más pobres aguantan inflación porque hay un cambio actitudinal producido por un cambio de expectativas: antes se era pobre, muy pobre y no había un horizonte de futuros que presentara alternativas; ahora sigue habiendo la misma pobreza, pero han cambiado las expectativas sobre el futuro. He ahí el motivo….

    Nadie ha hablado acá de gobiernos, responsabilidades. Se formuló una pregunta, y “Ego Ipse” se limitó a intentar dar una respuesta. Que de ahí se deduzcan que alguien se venda los ojos respecto a la historia económica, autocnsuelos, negación de responsabilidades o siquiera negación de inflaciones… hay un trecho muy largo que sólo se cruza a costa de no entender a lo que se replica. Y eso en el mejor de los casos…

  6. Roberto L Says:

    Tú lo has dicho, Ego Ipse… tu explicación era simplona. Las pocas evidencias que hay muestran exactamente lo contrario de lo que afirmas (encuestas de opinión, de aspiraciones, de expectativas, hay varias de ese tipo).
    La democracia pactada y su modelo liberal cayeron no porque los pobres no tuvieran expectativas, sino exactamente por lo contrario, porque sus expectativas crecieron más rápido que los bienes y servicios puestos a su disposición. Disminuyó su pobreza pero no tan rápido como esperaban. Mira los datos. Esa es una de las razones, por supuesto… hay otras y podemos comentarlas en otro momento.
    Lo que quiere decir que una de las explicaciones del aguante de ahora es que sus expectativas inmediatas han disminuído, o han sido transferidas a los próximos 500 años que Evo les ofrece.

  7. Ego Ipse Says:

    Uffff… Mi estimado Roberto, sólo te falta sacar a colación a los templarios… Nadie ha aludido siquiera a “democracias pactadas” o a “su modelo (neo)liberal”… No sé por qué ni desde cuándo todo tiene que ver con todo… Eso es de locos, no de personas serias

    Sólo me quedan dos aclaraciones:

    1. “Disminuyó su pobreza” medida con el método de las necesidades básicas insatisfechas. Pero no la medida con el método de “línea de pobreza”, que se ha mantenido constante o hasta ha aumentado entre 1985 y 2004. Interesante la elección de indicadores a conveniencia.

    2. ¿Qué diantres tiene que ver Evo Morales en todo este entuerto?

    Saludos

    P. D. Cuando digo algo, es porque tengo plena certeza. Si no la tuviera, no lo diría. Eso en relación a tu “Tü lo has dicho, Ego ipse…”

  8. laserna Says:

    Grave es no saber lo que uno escribe, mi estimado Daniel… la referencia a democracias pactadas y neoliberalismo era para darle algo de contenido a una simplicidad como la de “20 años de 21060”, que justamente tú trajiste al debate, no sé si por locura o seriedad.
    En cuanto a tus “aclaraciones”… el debate puede ser largo, pero la medición de línea de pobreza es menos pertinente en una economía tan heterogénea y en la que una parte de la población produce y consume fuera de los circuitos monetarios. Y si disminuyó la pobreza medida por necesidades básicas… es porque los gobiernos, nacionales y municipales, algo hicieron para llevar servicios públicos a la gente.
    Respecto a Evo… tal vez deberías informarte, pero ocurre que desde enero del 2006 es Presidente de Bolivia y por tanto principal responsable de las políticas económicas que han contribuida en buena medida a esa inflación que profundiza las desigualdades y con la que empezamos este diálogo (recuerdas?). Y es probablemente en quien pensaste, aunque lo niegues al hacer esa pregunta, cuando afirmaste que “el futuro se ve menos negro” (recuerdas?).
    Finalmente, Daniel, me alegra que reconozcas la plena certeza de que tu tesis era “hasta simplona”.

  9. Ego Ipse Says:

    Mi estimado Roberto, imagino que dices “Grave es no saber lo que uno escribe…” por basta experiencia propia, ¿o no? Y si no es por la basta experiencia, tal vez sea por la autoobservación que has realizado a raíz del presente intercambio… Ya me comentarás…

    Respecto a tus comentarios, las precisiones de siempre:

    1. En Bolivia tuvimos “20 años de 21060”. Esa afirmación puede ser simple o compleja. Eso da lo mismo. Lo que importa es que es verdad. ¿O me puedes decir que es falso que en Bolivia tuvimos “20 años de 21060”?

    2. La referencia a las “democracias pactadas” y el “neoliberalismo”, un par de etiquetas con bastante carácter de cliché, ¿le dieron “contenido a una simplicidad”? Espero que, con semejante afirmación, nos estés queriendo tomar el pelo…

    3. El debate sobre los métodos de medición de la pobreza, bienvenido sea. Tu punto parece sensato, pero a medias. Partamos de la base de que ninguna (o casi ninguna) economía es “homogénea”. Todas (o casi todas) son heterogéneas. Y sigamos con el hecho de que Bolivia no es la única economía en la que segmentos importantes de la población “…produce(n) y consume(n) fuera de los circuitos monetarios…”. Pero en el resto de las economías heterogéneas y significativamente no monetarizadas la pobreza se mide con el método de la línea de pobreza. En fin, eso da lo mismo. Lo que parece importante acá es que existe no una, sino dos mediciones. Hacer abstracción de ese hecho, es un poco… ¿cómo decirlo sin que sea ofensivo? Es un poco sospechoso. Decir que “ha bajado la pobreza”, sin mencionar el método de medición y sin mencionar la existencia de un dato sobre el mismo hecho que indica lo contrario, dista mucho de ser correcto y riguroso.

    4. Y respecto tu alusión al Presidente de Bolivia… Déjame seguir manifestando asombro. Primero, hasta donde yo sé, que, como bien lo has notado, no es mucho, el presidente no diseña las políticas económicas. Eso evidentemente no quita que él sea responsable político. Pero no es el responsable material de las políticas. Y, en segundo lugar, me encantaría conocer el estudio econométrico del desempeño económico boliviano de los últimos años que te permite afirmar con tanta certeza (por no decir “con tanta prepotencia, propia de un iluminado religioso”) que las políticas económicas (y no, por ejemplo, las políticas sociales) son las que han contribuido “en buena medida” a la inflación boliviana. Eso sin mencionar, por último, que estamos en un contexto de economía global altamente inflacionaria. ¿Qué más te puedo decir? Es impresentable que la tanta brujería y chamanística que se le atribuye al Palacio Quemado se haya convertido en recurso de “análisis” de los que supuestamente no recurren a motivos mágicos para explicar fenómenos. El Presidente de Bolivia sería “principal responsable de las políticas económicas que han contribuida en buena medida a la inflación”, sólo en caso de que tuviera poderes mágicos que le permitieran controlar el devenir de la economía global… Y tú no crees que tenga poderes mágicos, ¿cierto?

    Con esa pregunta descanso mi caso. Sigue sin ser pertinente tu traída a colación de Evo Morales en todo esto, a menos, claro,que, como te decía, creas que está dotado de la energía o maná mágica que lo hace capaz de controlar economías globales o fenómenos metereológicos…

    Saludos…

    P. D. ¿Cómo no iba admitir que mi tesis era “hasta simplona” si fue deliberadamente escrita así? Si no la escribía así, ¿cómo me iba a poner al nivel de la pregunta a la que quería responder o al nivel del resto del texto?

    Saludos nuevamente

  10. Roberto L Says:

    La falta de argumentos y el deliberado olvido de lo que escribes, Ego I, te están poniendo cada vez más agresivo.
    1. Si de simplificar se trata, claro que sí, tuvimos 20 años de 21060, a los que en realidad deberías sumar estos últimos tres, en los que todavía rige el 21060 pero bajo una administración que no ni siquiera lo sabe.
    2. Dije “algo” de contenido, y por supuesto que sí, “algo” le dio.
    3. Nunca negué que hubieran distintos métodos de medir la pobreza. Me acusas de algo falso para destacar tu posición y eso es penoso, porque te muestra vacío de argumentos.
    4. ¿Qué decir sobre la muestra extraordinaria de lógica que exhibe tu punto 4? La inflación es global y metereológica, y Evo no es un mago. Por tanto… tampoco es responsable. Genial, Daniel… con esa lógica te has ganado ya un puesto en el gabinete de Evo.
    Tu P.D., finalmente, demuestra que no solamente escribes simplonamente, sino que también lees simplonamente. No te preocupes, es bien común y hasta hay autores que tienen éxito haciéndolo…

  11. Roberto L Says:

    Y mira… mientras intercambiábamos estos bastos comentarios (no pueden ser vastos en un medio como éste), ya tenemos el nuevo dato de inflación. Tardaron tres días más de lo normal en difundirlo, posibles necesidades de ajuste político a los datos, pero salió: 1.26% en el mes, y 17.3% a 12 meses. ¿Llamamos a Mandrake?

  12. Ego Ipse Says:

    Mi estimado Robertito, gracias por explicar el motivo de que hubieras respondido con algo tan agresivo como un “…No hay peor ciego que el que no quiere ver… y en este caso Ego Ipse se pone solito una venda…” a mi primer comentario: te faltaban argumentos. Si lo decías antes, no te sometía a esta humillación. Pero ya que no lo dijiste a su debido tiempo, no queda más que continuar… Veamos:

    1. No se trata ni de simplificar ni de complejizar. Se trata de decir la verdad. ¿O tantos años en el CERES te hicieron olvidar que en eso consiste el asunto? A veces la verdad es compleja; en otras ocasiones, como ésta, es simple. Y que sea simple no le quita su carácter de verdad. Más de algún científico te diría lo contrario: mientras más simple una afirmación, tesis o teoría, más probabilidad de ser cierta.

    Y respecto a la administración que “no ni sí en una de esas tal vez” lo sabe (así era el espasmo, ¿o no?), yo volvería a fijarme en si eso es cierto…

    2. ¿”Algo”? Lol… Si tu referencia a democracias pactadas aportó “algo”… ¡imagínate lo mucho que aportó mi referencia al 21060! Esperemos que tu “algo” esté a la altura de mi “mucho”.

    3. Nadie dijo que hubieras negado la existencia de distintos métodos de medir la pobreza… ¿Estás seguro de que tus capacidades de comprensión de lectura están en plenitud? Por nada más, permíteme tomar prestadas tus sabias palabras: me acusas de algo falso para destacar tu posición y eso es penoso, porque te muestra vacío de argumentos.

    4. ¿Y qué decimos de la (i)lógica exhibida en tu propio punto 4? Haces una afirmación por demás absurda. Se te piden las pruebas respectivas. Pero en lugar de aportarlas, te fijas en la “lógica” de la petición de pruebas… Interesante lo tuyo. Te aviso que, en buena lógica, lo tuyo es falacioso… ¿Tienes o no tienes las pruebas -i. e., el estudio econométrico de rigor- que demuestran que la inflación ha sido producida por la política económica? ¿O sólo hablaste irresponsablemente y al boleo como politequero, en lugar de hacerlo seria y rigurosamente como el científico que se supone que alguna vez fuiste? ¿Qué hay de las pruebas? ¿Las tienes o no las tienes?

    Saludos

    P. D. 1 Te tienes en demasiada buena estima, mi estimado Robertito. Fíjate que no sólo yo, sino cualquiera consideraría excesivamente simplona una afirmación como ésta: “…el peso delativo de los alimentos ha sido reducido a casi la mitad del peso real que tienen esos bienes para la mayor parte de los hogares…”. “Casi la mitad…”, “…la mayor parte…”. Si algo tan vergonzosamente impreciso no es simplón, nada lo es…

    P. D. 2 Agradezco tu recomendación para el gabinete. Pero en verdad no podrían pagarme lo que valgo. Así que aporto lógica, de esa que enseño profesionalmente y de la que tú careces, gratis y por convicción. Recuerdas esto de la convicción, ¿o no?

    P. D. 3 No tienes que convencerme a mí sobre lo impresionantes que están los datos inflacionarios. A principios de año pronostiqué que, para el 2008, la inflación anual acumulada en Bolivia iba a estar entre 25 y 30%. Son otros los que necesitan desesperadamente que les aportes herramientas ideológico-discursivas sobre esta materia…

  13. Roberto L Says:

    Lógica…. ¿de veras enseñas lógica profesionalmente? Debe ser muy divertido estar en tus clases…
    ¿También en ellas olvidas lo que escribes o dices antes? ¿O es eso parte de tu pedagogía?
    Antes justificabas tu simplonería diciendo que querías ponerte a la “altura” de mi pregunta, y ahora porque se trataba de afirmar una verdad… ¿O será que mi pregunta te obligaba a buscar una verdad?
    En cuanto al tema de fondo… tu razonamiento se reduce a una fe acotada entre la econometría para aportar pruebas de las causas de la inflación, y la magia para resolverlas.
    Si supieras algo de econometría, sabrías que no se podría “probar” con un estudio econométrico que las políticas del gobierno son también responsables de la inflación. Tal vez un estudio econométrico aportaría con indicadores, pero no probaría mucho y menos el planteamiento que hice en mi nota. Si la relees verás que en ella se plantea la incertidumbre que resulta de políticas gubernamentales inadecuadas como uno de los elementos que impide a los productores responder al aumento de la demanda con mayor producción, y ese aumento de la demanda sin contra parte en la oferta una de las fuerzas que está empujando los precios hacia arriba.
    Y si supieras algo de economía política, sabrías que sí se puede combatir y controlar la inflación y que, por tanto, no hace falta magia para hacerlo.
    Claro que hay una dimensión internacional en la inflación, por eso es un fenómeno tan generalizado. Pero hay países que tienen más y países que tienen menos… y no es cuestión de que en unos gobierne Mandrake o Harry Potter y en otros no.
    ¿Entran estas sencillas explicaciones en su lógica, profesor?

  14. Ego Ipse Says:

    Mi estimado Roberto, me acabas de sorprender gratamente. Apenas se te hace notar que la dinámica de agresiones la empezaste tú e hidalgamente bajas la intensidad. Por nada más, me comprometo a humillarte menos con esta respuesta. Te lo has ganado.

    Veamos:

    1. Dices: “Antes justificabas tu simplonería diciendo que querías ponerte a la “altura” de mi pregunta, y ahora porque se trataba de afirmar una verdad… ¿O será que mi pregunta te obligaba a buscar una verdad?”

    Respondo: Parece que cada ves te pierdes más. Una cosa es una explicación de motivos y otra muy distinta son las consecuencias de un acto. En este caso, la escritura de una simplonería fue motivada por la necesidad de bajar hasta tu nivel. Decir la verdad, por su parte, no fue la motivación de decir lo que dije. Fue simplemente una consecuencia. Eso no tiene nada que ver con la motivación. Y esto, mi querido Roberto, es teoría de la acción elemental, muy elemental…

    2. Preguntas: “¿O será que mi pregunta te obligaba a buscar una verdad?”

    Respondo: El que parece olvidar lo que lee eres tú, mi querido Roberto. No es que tu pregunta motive a “buscar una verdad”. Si te fijas bien en mi segundo comentario, hablo o escribo sólo cuando tengo plena certeza. Ergo, no es tu pregunta, sino mi convicción ética la que me obliga con la verdad. Y tú recuerdas la convicción, ¿o no, mi estimado Roberto?

    3. Dices: “En cuanto al tema de fondo… tu razonamiento se reduce a una fe acotada entre la econometría para aportar pruebas de las causas de la inflación, y la magia para resolverlas…”

    Respondo: Nuevamente me permito tomar prestadas tus sabias palabras… “me acusas de algo falso para destacar tu posición y eso es penoso, porque te muestra vacío de argumentos…”. Jamás dije que yo creía en la magia. Dije que tu recurrías a recursos mágicos para explicar un fenómeno. Es bien gruesa la diferencia, ¿no te parece? En verdad estás necesitando nuevos lentes, mi estimado Roberto. Los tuyos ya no te permiten leer correctamente…

    4. Dices: “Si supieras algo de econometría, sabrías que no se podría “probar” con un estudio econométrico que las políticas del gobierno son también responsables de la inflación. Tal vez un estudio econométrico aportaría con indicadores, pero no probaría mucho y menos el planteamiento que hice en mi nota. Si la relees verás que en ella se plantea la incertidumbre que resulta de políticas gubernamentales inadecuadas como uno de los elementos que impide a los productores responder al aumento de la demanda con mayor producción, y ese aumento de la demanda sin contra parte en la oferta una de las fuerzas que está empujando los precios hacia arriba.”

    Respondo: En algo coincidimos: ni la econometría ni nada probaría el planteamiento que hiciste en “tu nota”. Lo tuyo fue un artículo de fe… con suerte una catársis impresionista.

    Y respecto a que la econometría no podría “probar” que las políticas económicas son responsables de la inflanción, te sugiero que le avises a la academia sueca de economía que se equivocó en darle el nóbel a Robert Lucas

    5. Dices: “Y si supieras algo de economía política, sabrías que sí se puede combatir y controlar la inflación y que, por tanto, no hace falta magia para hacerlo.”

    Respondo: Si supieras algo de economía política no apelarías a la economía política para decir que la inflación se puede “combatir y controlar”. Todo indica que confundiste “economía política” con “análisis de política económica”…

    Y respecto al problema de la magia, te remito al punto 3…. Nuevamente “me acusas de algo falso para destacar tu posición y eso es penoso, porque te muestra vacío de argumentos…”. El que recurre a recursos mágicos para explicar los fenómenos eres tú, no yo…

    5. Dices: “Claro que hay una dimensión internacional en la inflación, por eso es un fenómeno tan generalizado. Pero hay países que tienen más y países que tienen menos… y no es cuestión de que en unos gobierne Mandrake o Harry Potter y en otros no…”

    Respondo: Claro que no es cuestión de que gobierne Mandrake o Harry Potter. Es cuestión de que algunos “analistas económicos” son los que creen que gobiernan Mandrake o Harry Potter cuando plantean que, en un contexto de inflación mundial, es el gobierno el responsable de la inflación… En suma, eres tú el que insinúa, sin darte cuenta, que el gobernante de turno es el que se comporta como Mandrake o Harry Potter…

    Y sip… Tus “sencillas explicaciones” “entran” tan bien que se acaban de convertir en ejemplo de falacias para las siguientes clases…

    Saludos y nuevamente mis felicitaciones por haber bajado la intensidad de las agresiones. Espero, por mi parte, haber cumplido con mi promesa…

  15. Roberto L Says:

    Leyendo las explicaciones de este “profesor de lógica”, que se enreda mirándose en el espejo falso de sus ilusiones y no recuerda ni lo que escribe, resulta fácil entender que el nivel de la educación en Bolivia sea tan penosamente bajo.
    Ya sabíamos que la ignorancia es atrevida… No hacen falta más ejemplos que los ofrecidos por Ego Ipse hasta este momento. Es posible que, entusiasmado por la importancia que se le ha dado hasta ahora en este blog, el “profesor de lógica” persista en sus comentarios y en su negativa a comprender lo que se le explica, aunque sea a pedido suyo. Se ve que disfruta escupiendo hacia arriba… dejémoslo.

  16. Ego Ipse Says:

    MI estimado Roberto, para ser alguien que estudió en una universidad boliviana y que enseña en una universidad boliviana tienes un pésimo concepto de ti mismo… Para lidiar con eso, te sugiero un terapeuta, y con carácter de urgencia.

    Permíteme manifestar mi acuerdo con tu juicio: al ver cómo alguien que estudió y que enseña en el sistema de educación superior de Bolivia no es capaz de entender una ironía, ni siquiera tan sofisticada, en la que se le explica que está recurriendo a recursos mágicos para interpretar un fenómeno, al ver eso, decía, “…resulta fácil entender que el nivel de la educación en Bolivia sean tan penosamente bajo…”.

    Y podemos seguir sumando. Al ver cómo alguien que estudió y que enseña en el sistema de educación superior de Bolivia responde con un agresivo ” “…No hay peor ciego que el que no quiere ver… y en este caso Ego Ipse se pone solito una venda…” ante una simple (y simplona) pregunta, al ver eso, decía, “…resulta fácil entender que el nivel de la educación en Bolivia sean tan penosamente bajo…”.

    En fin. Te dejo porque me tengo que ir “…a escupir al cielo…” (así reza el dicho). Sólo me queda recomendarte que controles la frustración por haber estudiado y por enseñar en el sistema de educación boliviana. Y te lo recomiendo amistosamente. Tanta frustración puede producir úlceras.

    Finalmente, muchas gracias por “la atención dispensada”. Siempre recordaré que en este blog no se sulfuran por el desacuerdo. Saludos al anfitrión, a… a… a… Perdón, ¿cuál era tu nombre?

  17. Ego Ipse Says:

    P. D. Al ver cómo alguien que estudió y que enseña en el sistema de educación superior de Bolivia no puede distinguir entre mmotivos y consecuencias, “…resulta fácil [muy fácil] entender que el nivel de la educación en Bolivia sean tan penosamente bajo…”…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: