Evaluación preliminar de elecciones en Bolivia

Entrevista del periódico Los Tiempos, para su edición del 7 de diciembre de 2009

¿Cómo interpreta usted la victoria del Movimiento al Socialismo?

Esta es sin duda una gran victoria para el MAS y también previsible. El MAS está cosechando lo que ha sembrado en estos últimos seis años de campaña. Porque si la oposición ha tenido una campaña de un par de meses, el MAS viene haciendo campaña de desprestigio y deslegitimación de la oposición por más de 6 años, y con los recursos que tiene a su disposición desde el Ejecutivo, los últimos 4 años. En este tiempo ha logrado convencer a una gran parte de la población de que todo lo bueno que ha ocurrido en el país en estos años es resultado de su gestión, mientras conseguía al mismo tiempo desarticular los partidos de oposición, amedrentar a sus líderes y asustar a sus posibles fuentes de apoyo financiero y profesional. Y lo ha hecho no solamente llevando a cabo gestiones agresivas contra la oposición, sino también debilitando sus posibles mecanismos de defensa, empezando con el Tribunal Constitucional, que ya no funciona, y continuando con el resto del poder judicial, la corte electoral y el defensor del pueblo. Como en algún momento lo dijo el vicepresidente, no buscan vencer sino aplastar a la oposición. Y casi lo logran. El MNR lo hizo en 1964, ganando con el 85%, pero esa victoria le duró 3 meses.

¿Qué le espera al país con este resultado?

El gobierno ha justificado sus fracasos de gestión hasta ahora recurriendo a dos pretextos: “no se arregla en 3 o 4 años lo que se desarregló en 500”; y “la oposición nos ha impedido avanzar”. Ahora ya no tendrá este último pretexto y la gente esperará resultados. Las expectativas sociales son muy altas y fragmentadas, con mucha tendencia al corporativismo. Por lo tanto, el gobierno posiblemente se vea frente a presiones crecientes, y los recursos de que disfrutó gracias a la exportación de gas a precios internacionales altos, podrían reducirse rápidamente. La verdad es que creo que tiene un panorama difícil en los próximos años.

¿Qué papel jugará ahora la oposición?

En realidad no hay una oposición organizada. Manfred ha logrado el segundo puesto sin tener siquiera un partido. Pero ese es también un indicador importante de la vitalidad de una oposición ciudadana que no tiene canales, mecanismos ni referencias para expresarse de forma organizada. Si lo que hizo el MAS desde el gobierno es un anticipo, tratará de impedir por todos los medios que surja una oposición organizada. Pero tampoco eso será fácil… no olvidemos que las autonomías han sido aprobadas y crearán nuevos espacios de expresión para esa ciudadania. El gobierno cree que podrá controlarlas, pero será muy difícil. Incluso si el MAS lograra ganar las prefecturas, un prefecto elegido no es igual a un prefecto designado a dedo. No lo fueron los alcaldes y tampoco los prefectos… ¿por qué habrían de serlo los gobernadores?

¿Con el resultado, el país no corre el riesgo de estar frente a una nueva dictadura?

El riesgo mayor es que el gobierno siga confundiendo capacidad de gestión con poder político. Hasta ahora lo ha hecho. Ha tratado de resolver todos sus problemas de gestión con la acumulación de poder. Pero son dos cosas diferentes. Otros gobiernos, con menos votación y menos control de las cámaras legislativas, hicieron mucho más en menos tiempo. Si no mejora su gestión, la frustración propia y de sus bases puede exacerbar la pugna por una mayor concentracion de poder, lo que llevaría al gobierno a posiciones cada vez más autoritarias. Eso, por supuesto, es muy grave,no solamente para el país, sino incluso para el propio gobierno. No hay historias exitosas de despotismo.

¿Qué se puede prever del futuro tomando en cuenta la amistad estrecha que existe entre Evo Morales y Hugo Chávez, éste último de tendencia izquierdista extrema?

No creo que Chávez sea de izquierda, en el sentido de ser un líder genuinamente preocupado por la justicia social y el bienestar de los más pobres. Chávez es un caudillo prebendal autoritario que tiene un discurso confuso, mezcla del tercermundismo castrista y la simbología bolivariana, con ciertos egos (no ecos) marxistas. Y me parece clave empezar discutiendo la caracterización de Chávez, porque eso da respuesta a la pregunta, ya que destaca que una alianza con su gobierno tiene un altísimo grado de incertidumbre e inestabilidad.

¿El resultado sobre el sí a la autonomía departamental en qué medida influirá en el gobierno del MAS?

En el Twitter dije que, a mi juicio, el MAS podía festejar la autonomía, ya que recogió esa reivindicación, pero que lo que había hecho era dispararse en el pie, porque el caudillismo es esencialmente centralista, y obviamente la autonomía no. En ese sentido, creo que las autonomías erosionarán las bases del caudillismo en que se asienta el MAS, que no es nada sin Evo, y le opondrán nuevos mecanismos institucionales. Como todos los gobiernos, éste también ignora que el poder es efímero, y seguramente intentará controlar los procesos autonómicos. No creo que pueda hacerlo.

Tags: , ,

2 Responses to “Evaluación preliminar de elecciones en Bolivia”

  1. Luis Azurduy Says:

    Me gustaria iniciar una discusion sobre las autonomias. Mucha gente celebra el logro de los gobiernos regionales autonomos y se hace mencion de Bolivia como estado semi-federal. Pero si vemos la distribucion de competencias, aquellas directamente relacionadas con generacion de recursos (hidrocarburos, tierras, recursos naturales estrategicos, agua, control de empresas publicas, e impuestos nacionales) todas ellas son privativas o exclusivas del nivel central.

    A los gobiernos autonomos no les queda otra que crear nuevos impuestos de tal modo de no depender de las transferencias del gobierno central. De que autonomia estamos hablando si los gobiernos regionales tienen poca autoridad para generar sus propios recursos?

  2. Roberto Says:

    Primero… creo que tienes razón. El tema no está suficientemente debatido. La verdad es que los referendos han sido llevados a cabo sin un debate de fondo sobre lo que se aprobaba o no. La gente votó, como es habitual por lo demás, en función de simpatías o antipatías.
    Segundo, creo que también tienes razón en que un aspecto crucial del tema es el de los recursos. Descentralizar el gasto es una cosa, descentralizar los ingresos otra, y es sin duda algo mucho más profundo e importante. Siempre he sostenido que sin capacidad tributaria, de creación y recaudación, no hay verdadera descentralización (y mucho menos una verdadera autonomía).
    Como saben los que leen este blog… yo estoy totalmente a favor de que las rentas de recursos naturales vayan directamente a la gente, lo que implica plantear que el Estado, en todos sus niveles, dependa de impuestos. Los impuestos son los que vinculan al ciudadano con el Estado y, al vinclarlos, los crean como tales, es decir, como individuos responsables y al mismo tiempo exigentes, y como servicio de interés y bien común que rinde cuentas.
    Esto requiere más que un comentario, cierto, pero vale lo dicho para agradecer tu observación y tu interés y manifestarte, nuevamente, mi acuerdo con tu preocupación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: