La economía de la coca y el narcotráfico

Pregunta Grover Yapura, para la revista “Cash”

1. Cuáles son los factores más importantes para el crecimiento de la economía y la excesiva liquidez que existe en Bolivia?

Una economía crece cuando aumenta su capacidad productiva, no solamente cuando vende su patrimonio. La manera de contabilizar el PIB no toma en cuenta estos aspectos, y se guía por las ventas finales. Lo que quiero decir con esto es que nuestra economía real está prácticamente estancada, aunque las ventas hayan aumentado y nos den la ilusión de que avanzamos. En realidad estamos vendiendo patrimonio, algo que no producimos (como el gas y los minerales) y que formaba parte de las riquezas naturales que teníamos a nuestra disposición como país.

Esto no sería un problema si, en contrapartida, estuviéramos invirtiendo los ingresos obtenidos por exportar patrimonio natural en aumentar y mejorar nuestra capacidad productiva. Pero eso no está ocurriendo. Las inversiones públicas todavía no rinden nada y las privadas están dedicadas solamente a aprovechar la capacidad existente. De manera que la afirmación de que hay crecimiento me parece discutible, por mucho que el PIB esté aumentando a un modesto 3% anual.

Lo anterior no se contradice con la evidencia de que hay liquidez. Al contrario, la liquidez es precisamente la demostración de que estamos convirtiendo nuestro patrimonio en dinero, y que no tenemos dónde invertirlo o no sabemos cómo hacerlo.

2. ¿Existe alguna manera de saber cuál es el impacto de la economía informal-ilegal en el crecimiento de la economía nacional?

La economía informal, si entendemos por ella a las actividades económicas no reguladas y que se rigen por normas no escritas ni comunes, es probablemente la más importante en términos de generadora de empleo y de dinamización de los circuitos comerciales. Podría decirse que la economía ilegal es una parte de ella que se caracteriza por elaborar productos prohibidos (cocaína) o utilizar procedimientos delincuenciales (contrabando, lavado de dinero).

En términos económicos podría decirse que la exportación de droga sí contribuye al crecimiento, pero el contrabando tiene el efecto exactamente opuesto, y como ambas están muy ligadas, sus efectos se anulan mutuamente.

Decir que la economía de la droga contribuye al crecimiento no implica un juicio moral, sino simplemente admitir que es una actividad que agrega valor a la hoja de coca, que es también resultado de un esfuerzo agrícola laboral, y que obtiene buenos ingresos cuando ingresa al circuito mundial. Eso no debe hacernos ignorar, sin embargo, que tiene costos políticos, sociales e institucionales muy grandes que, en definitiva, pueden resultar más perjudiciales para la sociedad.

3. ¿Qué importancia tiene el circuito de la coca-cocaína en la economía boliviana?

Yo creo que el Presidente Morales tiene razón al haber expresado su temor por las dimensiones que está adquiriendo este sector.

4. ¿Existe información sobre la calidad de vida y disposición de recursos en zonas vinculadas con la producción de coca en el país, por ejemplo, Yungas, Chapare, Cochabamba?

Hay varios estudios que muestran que en esas zonas circula mucho dinero y que los niveles de ingreso de la población son elevados. Pero esos mismos estudios señalan que la población tiene muchas dificultades para mejorar su calidad de vida. En primer lugar por la incertidumbre que está asociada a la ilegalidad. Ni los productores legales de coca, ni los narcos, pueden planificar sus actividades en el mediano plazo. Sus mercados son muy inestables y están sujetos a interferencias y riesgos que son costosos de administrar. En suma, obtienen dinero pero les es muy difícil transformarlo en inversiones que garanticen su futuro y el de sus familias. Lo que más logran hacer es ampliar sus actividades hacia el comercio o buscar refugio en la compra de tierras e inmuebles, preferentemente fuera de esos lugares.

5. ¿Qué efectos va a tener el circuito de la coca y la cocaina en la estructura de la economía en el largo plazo?

Después de tanto tiempo, ya sabemos que puede seguir sucediendo lo que sucedió en el pasado. Las actividades ilegales que tienen altos rendimientos absorben gente muy innovadora y dispuesta al riesgo, cuya creatividad no puede por eso ser aprovechada por el resto de la economía. Esa es una pérdida para todos. Luego tenemos el hecho ya referido anteriormente, de dinero que no se vuelve capital. Y habría que decir, también, que la incertidumbre inherente a la actividad ilegal puede también trascender al resto, sobre todo cuando esa actividad crece mucho y sobrepasa todos los controles, porque entonces disemina sus efectos de violencia, desconfianza, debilitamiento de instituciones, miedo, corrupción, etc.

6. ¿Qué debería hacer el gobierno en esta materia para sanear la economía de los efectos del narcotráfico?

En primer lugar es necesario actualizar la ley 1008 a fin de incorporar en ella la política del cato familiar. Esto debería basarse en el estudio del consumo legal, que seguramente terminará pronto, y en la titulación de tierras en las zonas de Chapare y Yungas. De ese modo, la asignación de permisos para el cultivo legal a los campesinos no debería referirse de manera genérica a una zona, sino a personas concretas que puedan asumir la correspondiente responsabilidad ante la ley.

Al mismo tiempo, el gobierno debería asignar recursos a la investigación para que se estudien otros usos legales alternativos de la hoja de coca, a fin de ampliar el mercado legal. Las universidades y centros privados de investigación, así como los industriales, podrían contribuir a superar las actuales condiciones de incertidumbre que enfrentan los productores desarrollando otros usos para la coca y sacándola de los mercados ilegales.

Esto, mientras se mantenga la ilegalidad de la cocaína.

Para tratar este tema Bolivia debería sumarse al debate internacional sobre la legalización de las drogas, reactivado hace poco por los pronunciamientos de Vargas Llosa, Fernando Henrique Cardoso y Vicente Fox. La política prohibicionista ha fracasado y el mercado de las drogas no debe seguir en manos de las mafias. Como la historia del alcohol lo demuestra, es mejor para los consumidores, las sociedades y los estados que ese circuito sea regulado porque de otro modo seguiremos sufriendo las consecuencias de la ilegalidad, que desangraron mucho tiempo a Colombia y están dañando gravemente a México hoy.

One Response to “La economía de la coca y el narcotráfico”

  1. Tweets that mention La economía de la droga en Bolivia, una entrevista (primicia para mis twittamigos) -- Topsy.com Says:

    […] This post was mentioned on Twitter by påt®iciå vargas, roberto laserna and roberto laserna, Mauricio Ríos García. Mauricio Ríos García said: RT @roblaser: The drug economy in Bolivia, a brief interview advocating legalization http://wp.me/p5ASw-3Y […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: