Reordenamiento vehicular

Cochabamba vive, una vez más, conflictos en torno al transporte vehicular. No es raro, prácticamente cada administración municipal ha vivido algo similar. Lamentablemente, nada lleva a pensar que ésta terminará de una manera diferente. Los gobiernos municipales tienen responsabilidad en el ordenamiento vehicular pero su capacidad es limitada por las normas y la estructura institucional: no cuentan con los instrumentos necesarios para ejercer sus atribuciones. Cobran impuestos pero las tasas las decide el Senado y son comunes a todo el país. Puede cambiar algunas reglas pero por encima de todas está  el Reglamento de Tránsito. Y la policía de tránsito depende de la Policía Nacional y ésta del Ministerio de Gobierno. De manera que su instrumento principal es, o debería ser, la razón técnica, la información, el convencimiento de que la política que proponga es adecuada y buena, de que es la mejor.

Esto no es sencillo. Mucho menos en un tema como el transporte, en el que todos tenemos alguna experiencia h cuyo funcionamiento nos afecta a todos, aunque de una manera profundamente diferente (algo que con frecuencia olvidamos). Los puntos de vista desde los que vivimos y experimentamos los problemas del tráfico vehicular son muchos y muy variados, como también lo son los intereses que están en juego. Sólo se van conciliando de una manera lenta y gradual, hecha de pequeñas tensiones que se resuelven poco a poco y a las cuales los actores se van adaptando. Por eso, incluso cuando pueden detectarse serios problemas, ellos rara vez derivan en enfrentamientos, choques o conflictos violentos. Pero éstos sí ocurren cuando se plantea una intervención brusca que altera súbitamente esa enorme cantidad de pequeños arreglos que han ido forjando cotidianamente los actores a lo largo de mucho tiempo. Es el caso de los planes de reordenamiento vial que de tanto en tanto propone implementar la Municipalidad.

La primera lección que emerge de esos casos es que todo reordenamiento debe ser gradual. Aún así, la tarea será siempre difícil: exige una razón técnica muy vigorosa y también un complejo mecanismo de negociaciones políticas.

Me temo que esto último no fue tomado en cuenta (de otro modo no tendríamos enfrentamientos violentos) y que las razones técnicas tampoco son muy consistentes.

En breve, la propuesta municipal apunta a descongestionar el centro de la ciudad para darle mayor fluidez a la circulación de vehículos. Para ello, se ha establecido un perímetro de restricción al cual solamente podrán acceder los vehículos que tienen cierta terminación en sus placas, y un perímetro, dentro del anterior, en el que se prohibe el estacionamiento. Esta política tiene una falla de principio. Trata el transporte como circulación cuando su aspecto fundamental es el del acceso. La gente no usa los vehículos para “circular” sino para viajar, es decir, para llegar a algún destino. Y su viaje puede no ser solamente de visita o paseo, sino de ventas, entrega de mercaderías, compras, gestiones, etc. Aliviar la circulación implica reducirla y, por lo tanto, dificultar los viajes. Tal vez los haga más rápidos, que al parecer es lo que se propone, pero también los hace más escasos. Esto tiene naturalmente consecuencias económicas tanto para los viajeros como para quienes los esperan. ¿Se habrá pensado en los costos del plan de reordenamiento vehicular para le comercio y los proveedores de servicios del centro? ¿Hay algo en el plan para compensarlos?

Notemos que la prohibición de estacionamiento agrava aún mas este problema, ya que hace mas difícil el acceso a cambio de mejorar la circulación. Pero a la mayoría de la gente lo que le interesa es precisamente el acceso, por eso sigue localizándose y viajando a zonas “congestionadas”. Con frecuencia los beneficios de la aglomeración son mayores a los costos del congestionamiento, por lo que es probable que, si acaso esta iniciativa tiene éxito, dentro de poco tiempo encontremos que el “problema” se ha desplazado a otra zona de la ciudad.

Por otro lado, es importante notar que los únicos que viven el tráfico urbano como “circulación” son los del transporte público. Ellos no viajan, ellos transportan. No se estacionan, se detienen para cargar y descargar. Deberían ser los más interesados en aliviar el flujo ya que son los aliados naturales de una propuesta de ese tipo pero no se los toma en cuenta y, aún mas, se los excluye y castiga. ¿Podían reaccionar de otro modo?

Es evidente que hay desorden y abuso en el transporte urbano, y que es necesaria una política municipal. Pero hay ciudades con mayor parque vehicular que el cochabambino que no tienen las zonificaciones de restricción de acceso y prohibición de parqueo tan amplias y generales como las que se quiere imponer. Lo menos que debemos hacer es preguntarnos: ¿Cómo lo hicieron?

Creo que una revisión de esos casos ayudará a plantear premisas diferentes para no volver a repetir los ciclos de “voluntarismo, conflicto y fracaso” que han caracterizado la experiencia cochabambina en este tema y a la cual, a mi juicio, nos dirigimos. Esas premisas son: tratar al transporte como un sistema adaptativo y por tanto avanzar gradualmente, evaluando las respuestas de los usuarios y ajustando las normas; tomar en cuenta las diferentes percepciones y usos del transporte, dejando de lado la tentación de legislar a partir de experiencias individuales; y diseñar propuestas en concordancia con los instrumentos disponibles, lo que implica que también habrá que tomar en cuenta las estructuras institucionales y sociales existentes.

Reordenar el tráfico vehicular es, en realidad, equivalente a reconstruir la ciudad. Una tarea que requiere mas cuidado porque, al final, la ciudad la hacemos entre todos.

(c) http://www.columnistas.net

La foto es de José Rocha (Los Tiempos)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: