El censo se ha politizado

La importancia de incluir el término mestizo depende del uso que se le quiere dar a la pregunta que indaga sobre la identidad etno cultural. En el Censo del 2001 se introdujo la pregunta sin mayor discusión y mostrándola como parte de un esfuerzo internacional dedicado a captar información sobre la población indígena. Hasta entonces, esa información era captada a través de preguntas sobre el primer lenguaje que aprendió a hablar la persona y el lenguaje de uso habitual en el hogar. Pero luego se le dio un uso político que contribuyó a legitimar un movimiento con fuerte identidad étnica. En realidad, más que ayudar a generar identidades, lo que se hizo fue acallar al mundo mestizo. Esto sirvió también para desconocer una larga experiencia de interculturalidad en Bolivia, y para tratar de imponerla como si fuera una relación que requiere primero de la afirmación excluyente y antagónica de identidades culturales.

El hecho de no incluir esa categoría específica no impedirá que la gente la incluya como respuesta, ya que se ha optado por dejar abierta la pregunta. El problema es que la pregunta es excluyente, porque indaga solamente la pertenencia a un grupo “indígena originario campesino” en términos de sí y no, y seguramente los encuestadores tendrán la instrucción de registrar solamente categorías previamente definidas como indígenas. No me sorprendería que se registren problemas y debates entre los ciudadanos y los encuestadores. La otra opción es que se registre cualquier respuesta, y en la codificación se ignoren las “no indígenas”, lo que sin duda provocará molestias cuando se difundan los datos.

En síntesis, creo que se ha politizado el Censo y que eso solamente acarreará perjuicios para el país.

En las actuales circunstancias creo que debió omitirse la pregunta. Para fines de planificación y diseño de políticas públicas es suficiente tener la información sobre el lenguaje que aprenden los niños a hablar, el que se habla en el hogar, y los que se manejan en la vida cotidiana. Esta es, además, una información objetiva y verificable, no la de identidad étnica que es enteramente subjetiva, y que convierte al censo en una suerte de encuesta de opinión.

(*)  basado en entrevista telefónica y publicado por Oh! En

http://www.lostiempos.com/oh/actualidad/actualidad/20120819/bolivia-y-un-censo-sin-mestizos_182616_386640.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: