La independencia y la libertad

Revisar la historia conduce a reconocer que el 6 de agosto de 1825 culminó la que fue posiblemente la mayor gesta liberal de la historia. En menos de 50 años todo el continente americano rompió los lazos que vinculaban a sus sociedades con los reinos europeos, dando lugar al surgimiento de repúblicas democráticas. La excepción fueron Canadá, que aún mantiene su pertenencia al Reino Unido, y el Brasil, que conservó hasta 1889 una estructura política monárquica, aunque en ambos casos con la vigencia creciente de restricciones legales al ejercicio absolutista del poder, y por tanto en un marco constitucional.

Bolívar y sus principales comandantes se habían formado en la escuela liberal europea y promovieron la creación de las nuevas repúblicas con leyes que estaban orientadas a promover sistemas políticos formados por ciudadanos libres y responsables. Los criollos locales, representados en nuestro caso por los diputados de la Asamblea General, al parecer pensaban en la libertad de los territorios, o sea, en sus propios derechos para controlar su entorno territorial, por lo que su énfasis estaba en la liberación nacional, más que en la de los individuos. Al final, lo sabemos, se impuso esta perspectiva. Si uno revisa la obra de los pensadores políticos, la narrativa histórica, la literatura nacional y los textos escolares, se encuentra abundancia de citas y textos referidos a la libertad colectiva, nacional o de la patria, pero muy pocas referencias a la libertad

El mismo himno proclama que “es ya libre ya libre este suelo”.

A pesar de esas ausencias y vacíos de nuestra educación cívica, los datos de la encuesta del Foro Regional muestran que los ideales de Bolívar tienen una enorme vigencia y que las tensiones filosóficas con que nació la república no se han disipado del todo. Es verdad que casi no existe un debate público y tampoco una educación cívica que trate estos temas, en los hechos proscritos por un enfoque que privilegia las identidades colectivas y las acciones corporativas o gremiales. Por eso resulta más sorprendente aún  que la mayoría de los bolivianos tenga tan vigorosos sentimientos de libertad personal como se ve en los datos de la encuesta del Foro Regional.

Presentación

En el mensaje enviado por Simón Bolívar para presentar el proyecto de Constitución que se le había pedido, lo presenta como sus “opiniones sobre el modo de manejar hombres libres” y recuerda que el desafío mayor que tienen los legisladores es el de “resistir el choque de dos monstruosos enemigos que recíprocamente se combaten, y ambos os atacarán a la vez: la tiranía y la anarquía forman un inmenso océano de  opresión, que rodea a una pequeña isla de libertad”. A lo largo del mensaje defiende varias veces su proyecto “liberal” con el argumento de que “Dios ha destinado al hombre a la libertad”.

La gesta de la independencia fue, sin duda, un gran proyecto liberal.

Los bolivianos de hoy mantienen el compromiso con la libertad

Quienes se movilizaron en rebeldía hace unos dos siglos tenían una idea de libertad para la cual era necesario establecer un marco institucional y político nuevo, inspirado en las ideas surgidas de las Revoluciones Francesa y Americana, que proclamaban la soberanía del individuo que al someterse a las leyes se transformaba en ciudadano, con derechos y obligaciones protegidos por un sistema regido por leyes, las cuales son a su vez garantizadas por poderes divididos, separados y mutuamente controlados. Ese sistema es el de república.

Desde entonces ha pasado mucho tiempo. Nuevas ideas han alimentado el debate político y algunas han seducido a la población, llevándola a lo largo de nuestra historia a apoyar proyectos políticos diversos, algunos incluso contrapuestos a los que, sin embargo, siguieron honrando en desfiles y horas cívicas.

¿Cuál es la fuerza que tiene hoy la idea de libertad que dio el impulso fundacional a Bolivia? Esa pregunta orientó en parte el diseño de la encuesta que obtuvo el Foro Regional en el área urbana metropolitana del país. No es fácil dar respuesta a esa inquietud, pues también se hace necesario tratar de precisar de qué libertad se trata. Es decir, ¿en qué piensan los bolivianos cuando hablan de libertad?

La primera aproximación pidió a los encuestados que priorizaran entre dos valores importantes y que de alguna manera parten las aguas del pensamiento político: la libertad o la justicia. No es que ellos sean contrapuestos pero el énfasis que se ponga en alguno llega a definir las conductas políticas. Según la encuesta, la mayoría de los bolivianos (57%) pone más énfasis en la libertad. No hay grandes diferencias por edad aunque los adultos, comprendidos entre los 30 y los 55 años, se expresan con mayor firmeza por la libertad. En la división por género, si bien la libertad logra mayoría también entre las mujeres, la proporción es más reducida que entre los varones.

 ¿Libertad individual o colectiva?

En las proclamas y documentos fundacionales de Bolivia pueden distinguirse por lo menos dos dimensiones de libertad: la de los individuos y la de las colectividades. Tal vez incluso podría decirse que hubo cierta tensión entre esas dos dimensiones, representada la primera por el propio Bolívar y la segunda por varios diputados de la Asamblea como Mariano Serrano y Casimiro Olañeta, quienes enfatizaban sobre todo la necesidad de asegurar la libertad de las provincias o del país, como entidades colectivas.

En la encuesta se plantearon dos preguntas para detectar la persistencia de esa tensión en los bolivianos de hoy. En una se preguntaba cuán de acuerdo estaban con que las personas sacrifiquen su libertad si con ello se logra mayor libertad para el país. En la otra se indagaba el grado de acuerdo con un enfoque más individualista. En general, la concepción de la libertad parece tener un sentido individualista (más del 65% de las personas ponen mucho énfasis en definirla como “el derecho personal a elegir”), pero que está moderado por una cierta disposición a sacrificar esa libertad en algunas ocasiones que permitan logros colectivos.  La disposición a sacrificar la libertad individual en favor de la colectiva tiende a ser un poco mayor con la edad, aunque en todos los grupos prevalece el sentido personal de la libertad.

Información, propiedad y derechos

La información es considerada muy importante para el ejercicio de la libertad, pues ella mejora las condiciones de elección y decisión. Esta perspectiva corresponde a la mayoría de los consultados, y tiene más énfasis a medida que aumenta la edad. Por eso mismo, también hay un fuerte rechazo a la posibilidad de que el Estado controle los flujos informativos o ejerza algún tipo de censura.

De la misma manera, la propiedad privada, que es considerada un elemento importante para respaldar la libertad individual, tiene un gran respaldo de la población. Más del 85% de los bolivianos que viven en el eje metropolitano rechaza la posibilidad de que el Estado realice expropiaciones de bienes.

Finalmente, otro elemento que forma parte de los sistemas democráticos basados en la responsabilidad individual es el de la ciudadanía, comprendida como derechos que se adquiere mediante el cumplimiento de obligaciones. La encuesta encontró que un 56.5% de los adultos urbanos estaría de acuerdo en que se condicione el disfrute de derechos ciudadanos al cumplimiento de las obligaciones, incluyendo las impositivas.

Combinando estos resultados es muy claro que los bolivianos, hoy, mantienen el compromiso con la libertad que se plasmó en la fundación de la república, pero todavía reproducen la misma tensión entre un enfoque más bien individual y otro tendiente a lo colectivo. Esto es alentador porque la educación y el debate público no suelen prestar atención a este significado del 6 de agosto, que es seguramente el más profundo, sino que se concentran sobre todo en las manifestaciones rituales del civismo: la entonación del himno y la iza de la bandera, los desfiles al son de “bandas de guerra” y el ensalzamiento de la imagen de los padres de la patria.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: