El FDPPIOYCC y la Renta Dignidad

fondiocEl mayor escándalo de corrupción en este momento es el Fondioc. Las revelaciones de corrupción han llevado a la cárcel a varios dirigentes del oficialismo y han erosionado seriamente la confianza de la gente en el gobierno.  Hay algo que ya se puede aprender de esos hechos?

Con esa extraña sigla, FDPPIOYCC, el gobierno de Rodríguez Veltzé creó el Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas, ahora conocido como Fondioc. El decreto supremo fue firmado hace 10 años, en diciembre del 2005, para dar viabilidad a una de las disposiciones de la Ley 3058 que creó el Impuesto Directo a los Hidrocarburos. En esa ley se disponía destinar una parte del IDH (a ser definida por el Poder Ejecutivo) a los pueblos indígenas. Luego de presiones y negociaciones, el decreto estableció que fuera el 5% y la manera de hacerlo fue mediante ese fondo.

En el decreto de creación se dispone que los beneficiarios de los recursos del Fondo estén sujetos a la Ley SAFCO, con lo que resulta absolutamente claro que su funcionamiento debía ajustarse a las normas y procedimientos que rigen a cualquier entidad pública. Aunque el Fondo empezó a recibir recursos casi de inmediato y al mes siguiente de su creación se posesionó en el gobierno una coalición de alta presencia indígena, recién empezó a operar el año 2009. En todo este periodo ha recibido poco más de 500 millones de dólares, acumulando un importante saldo debido a sus limitaciones operativas, pues nunca pudo “ejecutar” todo su presupuesto.

Hace poco ERBOL puso en circulación por internet un video de la reunión en la que Marco Aramayo, ex director ejecutivo del Fondo, presentaba a su Directorio, presidido por la entonces Ministra Nemesia Achacollo, la situación en que encontró esa entidad. Es un video del 2013 en el que Aramayo, a dos semanas de asumir el cargo informa que la entidad carece de capacidad para cumplir sus objetivos, que ha aprobado más de tres mil proyectos sobre los cuales no tiene información alguna para saber si existieron o no, y que todo el esfuerzo de la administración se reducía a gestionar el pequeño porcentaje de gastos realizados por la propia administración.

Aunque Aramayo guarda ahora detención preventiva por irregularidades denunciadas por los interventores, algo debió mejorar en su gestión, pues por lo menos se tiene registro de los proyectos y sus interventores han podido identificar ya 30 “fantasmas”, 153 denunciados por la Contraloría, 713 con observaciones y 204 vigentes. El Fondioc se ha convertido en sinónimo de corrupción e ineficiencia. Esta información se encuentra en la página web del fondo, que sigue en construcción. Ahí mismo nos dicen que este 2015 el presupuesto del fondo alcanza los 649 millones de bolivianos de los cuales 293 ya fueron transferidos para sumarse a la Renta Dignidad, pues desde hace algún tiempo y al ver que no se gastaban todos los recursos, se decidió quitarle al fondo el 30% de sus ingresos para reforzar el financiamiento de dicho programa de pensiones no contributivas para los ancianos.

Es difícil saber en qué terminará el escándalo del Fondioc. Cada día surgen nuevas revelaciones sobre el uso discrecional de sus recursos, cargando de responsabilidad y culpa a un creciente número de dirigentes y funcionarios.

Esta pequeña y azarosa historia ofrece varias lecciones.

El fondo fue creado a imagen y semejanza de muchos otros que distribuyen recursos a través de organizaciones especializadas para identificar y diseñar proyectos, administrarlos y rendir cuentas como las ONGs. Seguramente se pensó aplicar el mismo modelo pero esta vez con organizaciones sociales campesinas e indígenas, olvidando el dato clave de que ellas carecen en absoluto de esas mismas capacidades. El fondo, por lo tanto, no podía funcionar de otra manera que con improvisaciones y desorden, dando cabida a picardías, abusos y corrupción.

Para los dirigentes, los dineros del fondo pertenecen a los indígenas, “eran nuestros” como alguno lo repitió hace poco, y todas las exigencias reglamentarias debieron parecerles trabas impuestas por la burocracia. Y sin duda tienen razón. Su error está en creer que las organizaciones y ellos como dirigentes representan a los indígenas campesinos, que debieran ser los verdaderos destinatarios de ese dinero.

Es aquí donde emerge la gran lección: si quieres que determinados recursos lleguen a la gente, dáselos directamente. Ni un fondo burocrático ni unas organizaciones sociales o políticas serán capaces de reemplazar la entrega directa ni serán más eficientes que la gente decidiendo por sí misma.

De hecho, el Fondioc mismo lo prueba. Si alguna parte de sus recursos cumple a cabalidad sus fines, es ese 30% que se suma a la Renta Dignidad. A bajo costo y con pocas probabilidades de que se pierda en los laberintos de la burocracia o la corrupción, la Renta Dignidad llega a casi un millón de ciudadanos con nombre, apellido, carnet y huella digital, sin que se interpongan técnicos o dirigentes.

Por supuesto, el 5% del IDH no es mucho dinero si se distribuye por familia y hay que ver cuán difícil sería certificar al indígena auténtico con derecho a ese beneficio. Pero esto no invalida el argumento central: si quieres beneficiar a alguien, lo más sencillo y eficaz es hacerlo de manera directa, precisando con claridad a los destinatarios y reconociéndolos como individuos con capacidad para saber lo que es mejor para ellos. No necesitan la tutela de sus organizaciones ni del Estado!

Cuando evaluaba un fondo similar dedicado al desarrollo alternativo en el Chapare, un dirigente se quejó diciendo que se trataba de un mecanismo que daba de comer a técnicos y burócratas, pero que no beneficiaba a los campesinos. Si quieren ayudar, me dijo, deberían darles directo a ellos. Años después, él tuvo la oportunidad de decidir pero al parecer ya se olvidó su crítica.

El Fondioc y la Renta Dignidad no se parecen en nada. Ese es el punto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: