Referendo Bolivia: EL programa del NO

image(En memoria de los municipales de El Alto)

En la reciente campaña del referendo, uno de los ejes que planteó el campo del Sí ha sido el de la supuesta ausencia de propuestas desde el campo del No. Desde los más altos personeros hasta los más humildes participantes de la campaña insistieron en acusar a la oposición de no tener ninguna propuesta. Desde su punto de vista la campaña por el No se ha limitado a rechazar las iniciativas del gobierno, reflejando una actitud negativa sin razón ni contenido.
Sin embargo, es evidente que, más allá de las diferencias entre los muchos grupos que han trabajado para conseguir el rechazo a la reforma constitucional, existen varios temas que son comunes a todos y que explican la facilidad con que, a pesar de su diversidad, articularon su accionar del rechazo a la propuesta de reforma de la Constitución. Eso temas bien podrían considerarse el “programa del No”.
Por supuesto, no representan un plan de gobierno ya que no incluyen propuestas de política económica, ni iniciativas de reforma de los sistemas de educación y salud. Tampoco son un programa de inversiones o ideas referidas a lasrelaciones internacionales. Pero si pueden considerarse como un programa político de largo plazo y de ejecución necesaria para poder tener una democracia vigorosa y sostenible.
Podría decirse que el programa del No se articula casi íntegramente en torno al tema de la institucionalidad. La mejor prueba de que existe ese programa, aunque no se lo haya formulado de manera explícita, es la facilidad con que se articuló la campaña de rechazo a la reforma de la Constitución, sin necesidad de contar con liderazgos personales ni una organización centralizada.
De manera muy concreta, creo que en lo fundamental el programa del No reivindica los principios institucionales republicanos y democráticos.
En diversos momentos y escenarios, por ejemplo, seplanteó la urgencia de recuperar la independencia del poder judicial, y junto a ella, de la Contraloría, del Banco Central de Bolivia, a fin de que cumplan funciones sin depender de las necesidades coyunturales del gobierno. También se reclama la independencia del Congreso o Asamblea, con el fin de que tenga tanto la capacidad de representar a la sociedad, como la de fiscalizar a los poderes públicos.
Creo que en esa misma lógica se podría considerar como parte del programa del No el respeto a las denominadas Autoridades de Control y Fiscalización, las antiguas superintendencias, para que puedan funcionar libres de la sujeción a los ministerios, como ocurre actualmente.
Avanzando un poco más, podría decirse que forma parte de ese programa la demanda de un poder ejecutivo más eficiente, que se organice en forma descentralizada, y respetando a los gobiernos locales elegidos a nivel regional y municipal.
Me atrevería a señalar que también es parte de ese programa la demanda de mayor respeto a los partidos políticos, lo que incluye reconocer a la sociedad mas libertad para organizarse políticamente, en un entorno de tolerancia en el que sea posible discrepar, sin que las mayorías circunstanciales excluyan a las minorías.
Por último yo diría que también hubo en los grupos que se unieron en torno al No un cierto consenso en la necesidad de reformar y fortalecer a la policía para que pueda cumplir mejor su función de proteger a los ciudadanos.
Si se observa esta lista de temas, demandas y propuestas, se verá que ellas entrañan en conjunto una visión de país y de estado muy distinta a la que el gobierno ha puesto en vigencia durante los últimos 10 años. No son temas novedosos ni extraños a la legislación y a la tradición política del país. Es más, muchos de ellos se encuentran ya incorporados en normas y leyes que podrían permitir su funcionamiento de inmediato, e incluso se encuentran establecidas en la actual Constitución Política del Estado. La cuestión es que ellas no fueron prioridad para el gobierno y por tanto han sido persistentemente ignoradas, despreciadas y tratadas con desdén destructivo. Es justamente esa actitud la que se está rechazando con el No y por tanto la que se quiere reivindicar como propuesta del futuro para el país.
En síntesis el programa del No es justamente el de la reconstrucción de la República democrática.
De diversas maneras estos elementos han sido planteados por los muchos y diversos voceros que han promovido la campaña del No, y esto puede rastrearse en los debates y foros realizados en las últimas semanas.
Lo más importante es que esos elementos se encuentran también claramente presentes en la actitud de la ciudadanía, que sabe perfectamente que rechaza las reformas de la Constitución porque quiere vivir en un país en el que se respeten las leyes y porque quiere superar la sensación de inseguridad e indefensión que tiene en este momento. En efecto los datos de encuestas recientes muestran con claridad que una gran parte de la población siente que la falta de protección a sus derechos limita enormemente su bienestar y sus libertades. Y aunque parezca paradójico en un país en el que es casi un hábito cotidiano el desconocer las leyes y evadir las obligaciones, es enorme la proporción de quienes en realidad quisieran cumplir las reglas. Obviamente, para ello deben ser iguales para todos, equitativas y razonables, acordes a las necesidades prácticas de la población.
Si reconocemos que este es el programa del No, encontraremos también un dato interesante: está lejos de ser antagónico al del campo del Sí, cuyas prioridades y preocupaciones se encuentran en otras áreas. En ese sentido, podríamos decir que aunque sólo son posibles dos opciones en las urnas, la polarización es menos profunda de lo que parece.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: