Archive for August, 2008

Del referendum a la concertación…

August 12, 2008
Hace unos días, antes del referendum revocatorio, una periodista chilena me preguntó:  ¿cuál es su opinión sobre la situación actual de conflictos que enfrenta el gobierno de Evo Morales y cómo la definiría?
Esta fue mi respuesta: Aunque es posible que todos los sectores movilizados aprovechen de las acciones de los otros, creo que sus motivaciones no son convergentes y a veces son incluso contrapuestas. Ciertamente que hay algunos grupos que expresan su oposición al Presidente mediante acciones de protesta con las cuales buscan deteriora su imagen y reducir la votación que podría alcanzar en el referendum del domingo, pero tengo la impresión de que la mayor parte de las movilizaciones están en realidad tratando de aprovechar el momento para lograr un beneficio particular, es decir, una tajada mayor de la torta fiscal. Lo que tenemos, entonces, es una agudización del rentismo corporativo en el que los grupos se organizan y presionan para capturar una parte de los recursos que están bajo control del Estado. Lo hacen demandando obras públicas, subsidios a las pensiones, bonos especiales, asignaciones directas, etc., pero todos estimulados por el acceso a esos recursos. 
 
Luego, quiso saber cuál era mi percepción respecto del referendo del domingo 10…
Le contesté:
El referendo no solamente está afectado por los cuestionamientos de constitucionalidad y legalidad, sino también por un problema político mayor, que es el de contribuir a profundizar la polarización y debilitar la democracia. El electorado se enfrenta a una disytuntiva sin grises, de blanco o negro, que será interpretada por los antagonistas como un respaldo pleno y sin matices a sus proyectos, lo que inducirá su radicalización. Esto postergará la posibilidad de retornar a los caminos de la concertación y el diálogo y probablemente intensifique los conflictos, especialmente aquellos en los que se apela a identidades regionales y étnicas.
El Presidente será probablemente ratificado y, dada la tradición confrontacional en la que se ha formado políticamente, la de los sindicatos cocaleros, es también probable que se sienta animado a seguir ese camino y no el de los diálogos, los pactos y las concesiones, que siempre ha despreciado.  
 
Por último, preguntó cuáles podrían ser a mi juicio las posibles consecuencias que la votación tendrá para el país, así como los escenarios que enfrentará el gobierno tras la misma?
Me arriesgué a dar predicciones:
Los escenarios inmediatos dependen, naturalmente, de los resultados, es decir, de la magnitud de votos a favor o en contra del Presidente, y de cuáles Prefectos serán removidos o ratificados.  Pero me temo que, cualquiera que sea el escenario inmediato, en pocos meses la situación volverá a ser muy tensa y conflictiva. Incluso me atravería a pensar que un vigoroso triunfo del Presidente este domingo acercaría más ese escenario en el tiempo, porque animaría al gobierno a llevar a cabo una ofensiva política que acabaría por radicalizar aún más a la oposición, que ya tiene trincheras políticas e institucionales para resistir. No puede ignorarse que la polarización tiene una clarísima expresión geográfica. Si, por el contrario, el presidente fuera ratificado pero con una votación baja, las posibilidades de la concertación serían un poco mayores.
Ha pasado el referendum y tenemos los resultados. El respaldo alcanzado por el Presidente es significativo pero no sorprendente, e incluso uno podría pensar que es bajo si recuerda que no hubo realmente una campaña política buscando la revocatoria de su mandato. Ni Podemos, que impulsó el referendum en su etapa reciente, hizo campaña en serio en contra del Presidente. Jugó solo y con todos los recursos, y obtuvo 63%. Y, además, no logró sacar a ninguno de los prefectos respondones de la media luna, donde también perdió el referendum. Conclusión: fue un triunfo ajustado.
Tomando en cuenta las previsiones anteriores, podría decirse que hay mayores posibilidades para la concertación y el discurso de festejo del Presidente así lo sugiere. Habrá que ver si puede emitir otras señales que vayan más allá de las palabras para favorecer el dialogo. La designación de prefectos en La Paz y Cochabamba marcará una pauta, pero sigo creyendo que la pauta más importante tiene que darse a nivel de gabinete. Mientras eso no ocurra, las posibilidades seguirán siendo eso, posibilidades nada más.
Advertisements