Archive for August, 2007

Desarrollo de papel

August 21, 2007

El gobierno ha decidido instalar una planta de papel en Villa Tunari, Chapare, dedicando a ese fin 20 millones de dólares. No hay estudios de mercado ni de factibilidad técnica, pero hay el dinero…

Ahora están a la espera de que los sindicatos cocaleros consigan 10 hectáreas. Deben estar, naturalmente, juntas, y, también, al lado de un río. La producción de papel necesita de muchos árboles y de mucha agua, es decir, deforesta mucho y contamina aun mas. Esto es tan serio que Uruguay y Argentina siguen en conflicto por una papelera a orillas del río de La Plata.

Es posible que, al final, se instale la planta, que funcione mal y poco, que necesite más y más subsidios, y que en el camino termine con los pocos árboles que van quedando en el área de Villa Tunari, y con los peces que ya escapan de esos ríos por la contaminación que, seguramente, aumentará en la medida de la ineficiencia de una planta destinada, sobre todo a dar pegas, como suele suceder con las empresas públicas.

Claro, uno quisiera equivocarse y pensar que este escenario no se llegará a dar. Pero la experiencia del pasado boliviano y de varios presentes de “desarrollo de papel” no alienta ninguna esperanza. Que dirán los ecologistas de este nuevo enfoque al desarrollo sostenible en el Chapare?

Para mayor referencia, esta es la noticia, publicada el 19 de ago – 24:27:09 en hoybolivia.com

Villa Tunari
El presidente, Evo Morales Ayma, anunció la instalación de una fábrica de papeles en el Municipio de Villa Tunari.

“Instalaremos una fábrica de Papel en esta región, la tarea de los alcaldes y las federaciones es que consigan el terreno de diez hectáreas sobre un río”, afirmó el jefe de Estado al momento de señalar que el Gobierno cuenta con 20 millones de dólares para la concreción de este proyecto.

El primer mandatario señaló que una vez construida la fábrica de papeles se llevará adelante el equipamiento con maquinaria Brasileña.

Morales Ayma indicó que esto esta confirmado ya que una comisión de Bolivia se trasladó hasta Brasil para realizar las gestiones correspondientes y se afirmó que “ya están garantizadas las máquinas para la industria”.

El jefe de Estado adelantó que en el transcurso de los próximos días los ministros del área suscribirán las cartas de intenciones con sus pares del Brasil para concretar esta situación.

Sin embargo, el presidente Morales Ayma indicó que aún se tropieza con un problema en el Congreso Nacional que no aprobó aún un decreto que posibilite la instalación de la industria, pero que estos se tratará de agilizar.

Asimismo, solicitó a los presidentes de las Federaciones del Trópico de Cochabamba, ha conseguir el terreno de 10 hectáreas cerca de un río para que se instale la fábrica de papeles.

Advertisements

De traidores y traiciones

August 20, 2007

Curiosa actitud la del regionalismo paceño… Primero puso en jaque a la Constituyente, agudizando la presión social sobre esa institución, y por tanto desencadenando la batalla por “la sede”, y ahora pide a Sucre garantías para que funcione una Asamblea que su misma presión ha desvirtuado.

Y no contentos con haber proscrito de la Asamblea un tema que les resulta difícil de tratar con razones, el de la sede, ahora resuelven declarar traidor al asambleísta Jorge Lazarte por no haberse sumado al acto antidemocrático que protagonizaron con el entusiasta apoyo del oficialismo.

Con ello, la Asamblea de la Paceñidad, y si es cierto que participaron en ella, también el Prefecto Paredes y el Alcalde del Granado, se autodefinieron como traidores a la democracia. Pena por ellos, que tanrto prometían y que no tuvieron el valor político para oponerse a la intolerancia y eludir el chantaje regionalista.

La Asamblea y el asambleísmo

August 18, 2007

En una típica maniobra del asambleísmo predominante en los sindicatos obreros, campesinos y estudiantiles, la directiva de la Asamblea Constituyente ha proscrito el debate racional de su seno. En efecto, utilizando argucias inaceptables en un órgano que debiera ser el mayor ejemplo de democracia, ha impuesto en su plenaria un voto de silencio sobre la demanda de la capital de la República, que exige la consideración del derecho que le fuera arrebatado por la fuerza en 1899.

Al parecer, hoy como ayer, la dirigencia paceña tiene más fe en la fuerza que la razón pues se niega incluso a debatir la cuestión de la sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo en el lugar más adecuado para ello. Porque si la Asamblea Constituyente no puede tratar un tema tan elemental, ¿con qué autoridad podrá tratar otros?

Aunque sabíamos que la Asamblea Constituyente fue también impuesta por la fuerza como parte de una estrategia destinada a construir poder mediante la creación de incertidumbre sobre el sistema institucional prevaleciente, muchos creyeron sinceramente que podría ser convertido en un escenario de encuentro social y político, en el que los conflictos y las discrepancias serían canalizados en debates racionales, dando así oportunidad al surgimiento de la “democracia deliberativa” y un nuevo pacto nacional. Hoy está más claro que nunca que ésta fue una posición voluntarista cuando no francamente ingenua. Lo único que ha logrado la Asamblea, hasta ahora, es dar legitimidad a esa parodia de la democracia que es el asambleísmo, donde el volumen de los gritos puede fácilmente imponer silencio a las ideas. La Asamblea Constituyente fue, y sigue siendo, un peligro para la democracia en Bolivia.  Un peligro del que solamente nos libran las instituciones y leyes, y el compromiso que ha demostrado la población boliviana – a pesar de su escasa formación y la facilidad con que cae en las tentaciones demagógicas- con la libertad.